Aguas profundas: La protección de los Ecosistemas Marinos Vulnerables

Enlace al cuarto artículo de la serie sobre aguas profundas que publicamos en EFE Verde. En esta ocasión abordamos la necesidad de protección de los Ecosistemas Marinos Vulnerables…

http://www.efeverde.com/blog/blog/aguas-profundas-la-proteccion-de-los-ecosistemas-marinos-vulnerables/

 

Pesca de aguas profundas: Definiciones o indefiniciones

Segundo artículo de la serie que publicaremos en EFE Verde para entender la reforma del reglamento de pesca en aguas profundas de la UE…en este artículo abordaremos la dificultad que parece tener encontrar una definición para la pesca en aguas profundas…

http://www.efeverde.com/blog/blog/pesca-de-aguas-profundas-definiciones-o-indeficiones/

Aguas profundas. El contexto: El camino recorrido hasta el momento actual

Este es el primero de una serie de artículos que vamos a ir publicando en EFE verde para poder entender mejor el contexto, el proceso y los puntos más importantes de la actual reforma del reglamento de la UE sobre el acceso de pesca a las poblaciones de aguas profundas en aguas europeas e internacionales del Atlántico NE…

http://www.efeverde.com/blog/blog/aguas-profundas-el-contexto/

¿Qué queremos ser de mayores? Una breve reflexión sobre la política pesquera de la Unión Europea

Europa se encuentra en un momento crucial en lo que a redefinir su política pesquera se refiere. No sólo por la “inminente” reforma de la Política Pesquera Común, reforma de gran calado y que deberá abordar un amplio abanico de temáticas (cuotas, subsidios, pesca artesanal versus pesca industrial, etc.) sino también por la reforma de piezas legales más pequeñas, aunque también de vital importancia, como la del actual reglamento contra el finning o aleteo, de la UE.

En ambas reformas, se están discutiendo innumerables aspectos técnicos, pero si nos permitimos ampliar un poco el campo de visión, observaremos que más allá de los argumentos puros, hay conceptos de una gran importancia que también están en juego. ¿Qué quiere realmente ser Europa? ¿Cuál es el modelo que queremos para las generaciones futuras? ¿Qué nueva dirección debe tener la vieja Europa?

Vivimos en un mundo complejo que cambia deprisa y si Europa quiere seguir creyéndose referente en el ámbito de la sostenibilidad, si pretende seguir dando lecciones, deberá aceptar una serie de compromisos basados en hechos, más allá de las simples palabras o de las declaraciones de principios.

Es hora de hacer revisión y autocrítica. Es hora de observar cómo nos entierran una serie de leyes que no presentan una verdadera capacidad de aplicación.

Los políticos europeos no pueden permitirse seguir aprobando leyes que saben que no son aplicables a la práctica, sólo por el hecho de ganar réditos electorales bajo la capa de la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. Hacer leyes a sabiendas que difícilmente serán aplicables (por falta de medios, mecanismos de control o porque se han adaptado con los ojos cerrados a las peticiones y/o presiones de los importantes lobbies de la gran industria pesquera), es una gran falta de respeto a los votantes y a la sociedad que, teóricamente, representan.

La situación de muchos de nuestros recursos pesqueros, ya sea por la sobrexplotación que sufren o por la falta absoluta de gestión, obligan a dejar la teorización y a pasar a la acción de forma práctica y rápida. Es necesario un cambio del punto de vista en el que nos hemos basado para la gestión de las pesquerías porque sobradamente se ha demostrado que no funciona. Desde mediados del siglo pasado, con la llegada de la industrialización pesquera, la gestión de la pesca  se ha basado en las necesidades del sector y, en las últimas décadas, se han ignorado de forma sistemática las recomendaciones de los científicos sobre la situación de los recursos pesqueros. No podemos seguir basando la gestión de la pesca en las necesidades empresariales de unas grandes industrias, ya que los recursos son renovables, solo cuando se deja que se renueven. Por ello, debemos basar la gestión de la pesca en las recomendaciones científicas, o para decirlo más llanamente, en los peces que hay y en su capacidad de regeneración.

Esta es la única forma de asegurar la sostenibilidad, no solo de los recursos, sino también de las pesquerías y de los puestos de trabajo que estas generan. Pero no podrá hacerse sin una apuesta clara por un redimensionamiento del sector pesquero industrial, una potenciación de las artes de pesca artesanales y selectivas (también con su adecuada regulación y dimensión) y una buena gestión de los recursos basada en criterios científicos y no únicamente económicos, como hasta ahora.